Molécula 5-meo-dmt

5-MeO-DMT

5-metoxi-N,N-dimetiltriptamina

Advertencia: La 5-MeO-DMT es una sustancia ilegal y no alentamos ni recomendamos su uso. Sin embargo sabemos que el uso de drogas legales e ilegales en nuestra sociedad es una realidad y creemos que ofrecer una información veraz y basada en la reducción de riesgos es sinónimo de una verdadera “salud pública”. Esta información es para aquellos que deciden usar la sustancia.

Introducción sobre el 5-MeO-DMT

La 5-MeO-DMT es un psiquedélico de la clase de las triptaminas, de cuatro a seis veces más potente que su conocida prima, la DMT (N, N-dimetiltriptamina). Se puede encontrar en una amplia variedad de árboles, arbustos y animales, a menudo junto con DMT y bufotenina (5-HO-DMT).

En América Central y del Sur algunas de las fuentes vegetales más conocidas son Anadenanthera peregrina (yopo o cohoba) y Virola theiodora, ambas de las cuales se cosechan tradicionalmente para hacer un rapé o tabaco psicoactivo para esnifar. También se encuentra en el veneno lechoso blanco del sapo Bufo alvarius nativo del suroeste de los Estados Unidos y el noroeste de México.

De acuerdo con su uso ceremonial entre los indígenas amazónicos y con los por ahora limitados estudios que se han hecho, esta sustancia muestra un gran potencial en el tratamiento de ciertas condiciones médicas.

Breve historia sobre el 5-MeO-DMT

El uso tradicional de 5-MeO-DMT en las américas se remonta a cientos (tal vez incluso miles) de años. La antigua parafernalia de la inhalación y las huellas de un complejo arqueológico encontrado en el norte de Chile datan de la práctica al menos en el siglo VIII. El uso de rapé con contenido de 5-MeO-DMT se registró por primera vez en 1496 por Fray Ramón Pané. Al informar a Cristóbal Colón sobre el pueblo Taíno de La Española, Pané observó la inhalación de tabaco cohoba a través de unos juncos. Se usaba como un purgante para los enfermos, así también como un medio para obtener diagnósticos médicos de los espíritus.

En 1737, Joseph Gumilla observó una práctica similar, con yupa (o yopo), entre los Otomac del sur de Venezuela. Algún tiempo después, Alexander von Humboldt describió cómo se hacía el tabaco. Primero, las semillas de la Acacia Niopo (Adenanthera Peregrina) se dejaron ennegrecer, luego se machacaron para formar una pasta con harina de mandioca y limadura de cáscara de caracoles. Esta mezcla se secó sobre un fuego y se pulverizó para su uso, y se inhaló a través de un tubo óseo en forma de «Y», con los extremos bifurcados sobre el tabique nasal. Otro escrito de Richard Spruce a mediados de la década de 1800 describió el uso de tubos entre dos personas, una para hacer soplar el rapé en las fosas nasales de la otra. Spruce también recolectó especímenes de Adenanthera peregrina para su identificación.

En 1936, la 5-MeO-DMT fue sintetizada por los químicos Toshio Hoshino y Kenya Shimodaira. Pero no fue hasta 1959 que finalmente se identificó como el principal componente psicoactivo del yopo/cohoba . También se encontró en el veneno de Bufo alvarius (del desierto de Sonora, o sapo del Río Colorado), a veces a niveles de hasta 15% en volumen.

Desde principios de la década de 1970, la 5-MeO-DMT podía pedirse legalmente en los EE. UU y otros países a través de correo postal desde la Iglesia del Árbol de la Vida y la Iglesia del Sapo de la Luz. Dado que las básculas precisas para el miligramo no estaban ampliamente disponibles, se agregaba al perejil o al cannabis para ayudar con la dosificación.

El uso recreativo se incrementó de manera constante durante las décadas siguientes mientras permanecía legal. En la década de 1990, el etnobotánico Jonathan Ott y otros popularizaron el 5-MeO-DMT y lo desarrollaron para su venta en Internet. En 2001, el vendedor de productos químicos de investigación Mark Niemoller fue arrestado bajo el Acta Analógica de Sustancias Controladas de 1986. Fue liberado bajo arresto domiciliario luego de aceptar dejar de venderlo, junto a otras sustancias. En julio de 2004, la «Operación Web Tryp» vio que la DEA cerró otros cinco proveedores de químicos para investigación, lo que provocó que, voluntariamente, muchos otros dejaran de comerciar. En enero de 2011, fue declarada una droga totalmente ilegal al incluirla en la Lista I.

Farmacología del 5-MeO-DMT

Es un alucinógeno potente, activo a dosis de tres a cinco miligramos. Se sintetizó por primera vez en 1936, pero sus efectos de expansión mental no se descubrieron hasta después de más de veinte años. Luego, en 1959, se identificó al 5-MeO-DMT como el alcaloide predominante en los rapé alucinógeno de varias tribus de Sudamérica. Estas personas han preparado desde hace mucho tiempo tabaco para alterar la mente a partir de flores, semillas, cortezas y tallos de plantas autóctonas. En 1968, también se detectó en el Reino Animal. B. alvarius se hizo notorio como el «sapo psicodélico» cuando se demostró que su veneno contenía enormes cantidades de este alcaloide basado en indol. Ya sea que se extraiga de sapos norteamericanos o de plantas sudamericanas o se sintetice en el laboratorio, el 5-MeO-DMT es un alucinógeno extremadamente potente.

Tiene diez veces la potencia relativa de la dimetiltriptamina (DMT). Se debe mencionar, sin embargo, que 5-MeO-DMT difiere de DMT en dos formas principales. Primero, mientras que 5-MeO-DMT tiene un grupo metoxi en la posición 5 en el anillo de indol, la DMT no. La presencia de este grupo metoxi aumenta en gran medida la solubilidad en lípidos de la molécula. Esto permite que la 5-MeO-DMT penetre en la barrera hematoencefálica y llegue a los sitios de acción más rápidamente que la DMT. En segundo lugar, mientras que DMT se clasifica como sustancia ilegal, el 5-MeO-DMT del sapo, al igual que la Bufotenina, no está fiscalizada y ambas son legales.

Funciona principalmente a través del sistema de serotonina (5-HT), con una particular afinidad de unión para el subtipo de receptor 5-HT1A. También se une a 5-HT2A y a los receptores de aminas, posiblemente mediando efectos alucinógenos a través de este último.

Existe cierta evidencia de que las indolalquilaminas, incluido el 5-MeO-DMT, causan el síndrome serotoninérgico cuando se sobredosifican o se combinan. Son especialmente preocupantes las posibles interacciones con los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) como la harmalina o la harmina. A veces se combinan con el medicamento para mejorar su efecto, pero pueden aumentar peligrosamente el nivel en sangre y su metabolito activo, bufotenina.

Algunos otros problemas de seguridad han sido señalados por estudios en animales. En ratas, se descubrió que inducía hipotermia a dosis bajas (0,5-1 mg/kg) e hipertermia a dosis altas (3-10 mg/kg). En ovejas, el pastoreo en zonas donde había Phalaris tuberosa/aquatica, que contiene 5-MeO-DMT, causó taquicardia fatal e insuficiencia respiratoria a los animales que lo ingirieron. Aunque es más probable que se deba a otras toxinas en la planta, esta reacción severa pone de relieve la necesidad de precaución al acercarse a las muchas y variadas fuentes naturales de 5-MeO-DMT.

No debe tomarse con IMAO, incluidos algunos antidepresivos. Combinarlos puede causar síntomas hipertensivos graves (presión arterial elevada, frecuencia cardíaca y cambios en la temperatura), convulsiones, daño renal a largo plazo, síndrome serotoninérgico, y muerte.

Efectos del 5-MeO-DMT

En su forma cristalina, 5-MeO-DMT se puede vaporizar o esnifar. Los efectos de la vaporización generalmente se sienten dentro de los primeros 30 segundos, alcanzando un máximo de 1 a 15 minutos y durando hasta media hora. Una dosis umbral es alrededor de 1-2 mg, mientras que una dosis moderada a fuerte es de 5-10 mg.

Esnifado puede llevar hasta cinco minutos sentir los efectos, a pesar de los rangos de dosis más altos (umbral: 3-5 mg, moderado: 8-15 mg). Los efectos tienden a alcanzar su punto máximo después de 10-30 minutos y disminuir de alrededor de otros 30-45.

Los efectos son fuertes, a menudo con una pérdida de coordinación y control físico. Los usuarios experimentan colores brillantes, entornos en movimiento o patrones que se repiten, y quizás incluso experiencias extra corpóreas en dosis más altas. Sin embargo, los efectos visuales son limitados. A diferencia de la DMT, la 5-MeO-DMT no es conocido por sus propiedades visionarias. La experiencia se describe con más frecuencia como un «cambio de perspectiva» caracterizado por efectos físicos, emocionales y conceptuales.

Una de las características más comunes de la experiencia 5-MeO-DMT es una mejora de la conciencia táctil hasta el punto de la sobrecarga sensorial. El cuerpo también puede sentirse más pesado. Las emociones intensas son típicas, desde miedo extremo hasta euforia, y especialmente incluyen ansiedad o excitación durante el inicio. Es común experimentar una abrumadora sensación de unidad con el universo, o una sensación de estar fuera del tiempo y el espacio mientras parece experimentar la totalidad de ambos. El concepto del ego normalmente se pierde. Otros efectos incluyen alucinaciones auditivas, distorsión del tiempo, náuseas y pérdida de memoria.

5-MeO-DMT no debe tomarse con IMAO, incluidos algunos antidepresivos. Combinarlos puede causar síntomas hipertensivos graves (presión arterial, frecuencia cardíaca y temperatura elevadas), convulsiones, daño renal a largo plazo, síndrome serotoninérgico, y muerte.

Debido a la naturaleza algo impredecible de 5-MeO-DMT, definitivamente se recomienda estar acompañado. La pérdida del conocimiento a corto plazo, la depresión respiratoria y las interacciones delirantes con el entorno son algunas de las cosas a tener en cuenta. Por lo menos, se debe tomar en una posición cómoda ,sentado o acostado, para evitar caerse.

Los nuevos en 5-MeO-DMT deben comenzar con una dosis baja, pesados en una balanza de 0.002 g (2 mg). Dado que las personas tienden a reaccionar de manera diferente a las mismas dosis (y no está del todo claro por qué), se recomienda precaución, incluso si tienes experiencia previa con los psiquedélicos.

Como con cualquier psiquedélico, sigue las 6 bases del uso psiquedélico para minimizar los riesgos de una mala experiencia.

Uso terapéutico del 5-MeO-DMT

Se cree que la 5-MeO-DMT puede ayudar para aliviar la depresión, la ansiedad, el TEPT y la adicción. A veces se usa junto con el tratamiento con ibogaína para ayudar a los pacientes a integrar lo que han aprendido.

La limitada investigación clínica parece apoyar su uso en el tratamiento de la adicción y los trastornos depresivos. Después de administrar el compuesto a los ratones, los investigadores encontraron una importante regulación a la baja en mGluR5, un receptor involucrado en el mecanismo de recompensa del abuso de drogas. No solo es menos probable que los ratones sin gen mGluR5 se autoadministren cocaína y etanol, sino que también muestran síntomas menos severos de abstinencia de nicotina. Además, las células tratadas con esta droga mostraron una regulación al alza de las integrinas, una respuesta similar a la que tienen los pacientes deprimidos con los medicamentos antidepresivos.

La pérdida del ego con 5-MeO-DMT así como con otros psiquedélicos a menudo se describe en términos positivos, incluso si la experiencia fue aterradora en ese momento. Muchos lo ven como un proceso de muerte y renacimiento seguido de auto-mejoras duraderas, que incluyen claridad mental, mayor motivación, mayor conciencia, alegría de vivir y una sensación de paz interior. Otros han tenido experiencias empoderadoras de «iluminación» caracterizadas por un sentido de inseparabilidad del universo o de ser «todo lo que existe». A menudo, estas experiencias vienen en oleadas o «reactivaciones» sobre los siguientes días o semanas.

Dejar ir al ego es precisamente lo que atrae a muchas personas a usar psiquedélicos. La experiencia de disolución puede impartir una comprensión y aceptación de la mortalidad que ayuda a superar el miedo a la muerte. También puede romper vivencias con traumas pasados, conductas negativas y patrones de pensamientos negativos habituales.

Un grupo de «practicantes» sugirió varias técnicas específicas de integración y conexión para aprovechar al máximo el potencial de crecimiento. Estos incluyen acupuntura, masajes, ejercicio físico, ciertos alimentos e incluso simplemente hablar con otros. Curiosamente, aconsejan no meditar porque podría terminar prolongando el período de integración desencadenando «reactivaciones» adicionales.

Preguntas frecuentes sobre 5-MeO-DMT

La mayoría de las personas considera que los efectos son abrumadores. La realidad de consenso, el entorno físico, el cuerpo y el ego tienden a desaparecer y el comportamiento puede volverse irracional . Si bien la psicosis a largo plazo parece improbable, puede tomar algún tiempo recuperarse por completo de la experiencia.

Después de dosis más altas, algunos usuarios informaron dificultades psicológicas persistentes, incluida la paranoia y el repaso sutil (pero controlable) de los efectos, que pueden durar varias semanas.

La supresión de memoria también es común durante el viaje en sí, afectando negativamente la capacidad de los usuarios de formar recuerdos del estado alterado.

Cultivar las fuentes naturales de las drogas ilegales (excepto en casos específicos como el cannabis y el peyote) está en un área un poco gris, «alegal». Si bien la ley prohíbe cualquier material que contenga cualquier cantidad de sustancias ilegales, la probabilidad de delito si es para uso propio es escasa. Por otro lado, extraer 5-MeO-DMT de cualquier fuente es definitivamente ilegal y conducirá a enjuiciamiento si se detecta.

Con respecto a los sapos, las reglas son más claras. En Nuevo México solo los residentes del estado pueden recogerlos sin una licencia. Tanto los residentes como los no residentes de Arizona necesitan una licencia de pesca para recoger un máximo de 10 sapos Bufo Alvarius . En California, mientras tanto, es un delito menor recoger sapos y la posesión es ilegal. Sin embargo, independientemente de la legalidad, Bufo Alvarius es una especie amenazada. Mantener a los sapos en cautiverio, por no mencionar el «ordeño» regular, es dañino para su supervivencia.

Cualquier persona interesada en probar psiquedélicos por primera vez inevitablemente se preocupará de tener un “mal viaje”: las alucinaciones disfóricas, la paranoia incontrolable y los comportamientos imprudentes suelen ser algunas de las preocupaciones más comunes. Los malos viajes son posibles, pero los riesgos se pueden minimizar si tenemos en cuenta las 6 bases. Estar preparado, en un lugar cómodo y tranquilo, y conocer tus motivaciones antes de emprender una experiencia psiquedélica puede ayudar a controlar los riesgos.

La vaporización es, de lejos, la forma más popular y también parece ser la más segura. La aparición de los efectos es más corta que con el uso esnifado o sublingual (no recomendado ya la poca higiene de la sustancia y los parásitos en sapo antes comentados), sin embargo, algunas personas experimentan dolor en el pecho por el humo. Aún así se recomienda vaporizar, esto ya inducen efectos rápidos e intensos a dosis bajas. Usa siempre dosis muy muy bajas.

No debe combinarse con IMAO o RIMA, incluidos algunos antidepresivos, debido al riesgo de síndrome serotoninérgico y muerte. Los agentes liberadores y los inhibidores de la recaptación de especialmente la serotonina y la dopamina, pueden ser peligrosos en combinación con Bufo o 5-MeO-DMT. Por esta razón, dado su comprobado nivel de riesgo, generalmente se desaconseja mezclar con otras drogas psicoactivas y/o alcohol.

La tolerancia se desarrolla casi de inmediato y tarda unas dos horas para volver a la línea de base. Podemos decir que es similar a DMT vaporizado o fumado.

Como cualquier psiquedélico tiene un componente adictivo más bien bajo, si no nulo. Es más, se está estudiando para tratar otras adicciones, como tabaquismo o alcoholismo.

Cesta de compras