Las 6 bases para la experiencia psiquedélica

No te irías a un lugar lejano sin algo de equipaje, ¿verdad?

AGRADECEMOS TU VALORACIÓN

Reduce riesgos en tus viajes

Seguramente ya conoces o te suena el término «Set&Setting» (actitud o estado de ánimo y ambiente o entorno). Pero realmente se deberían tener en cuenta estas 6 bases si queremos minimizar riesgos y maximizar los beneficios de una experiencia psiquedélica. Esto es lo que nos dicen profesionales como el Dr. Fadiman

Actitud

Tu estado mental, las expectativas. Los encuentros preparatorios sirven de ayuda.

Entorno

El entorno físico, el ambiente de una sesión. Es lo que te rodea. Elige con cabeza.

Sustancia

Aquí se debe tener en cuenta el tipo de sustancia y la dosis. Recuerda analizar. 

Guía

Podemos llamarlo también facilitador o simplemente acompañante. Es el cuidador. 

Sesión

El tiempo que transcurre desde la toma hasta que desaparecen los efectos. 

Apoyo

Reintegrar la experiencia después de la sesión. Podría ser un proceso largo. 

Actitud ante la experiencia psiquedélica

Actitud

Es el conocido «Set», tu estado mental antes y durante el viaje. Incluye tu estado de ánimo y tus expectativas. Sería buena idea tomarse 3 días si decides viajar. El primer día te servirá de preparativo. Úsalo para reflexionar y procura hacer actividades tranquilas (un paseo por la naturaleza, meditar…). El segundo día se consume el psiquedélico. Y en el tercero comienza a reintegrar la experiencia. ¡Aprovecha para registrar nuevos descubrimientos o ideas que hayas tenido! Puede que al día siguiente o unos días después te sientas ligeramente extraño. Es normal, incluso podría durar semanas. ¡Cada persona es un mundo! Procura escucharte, conocerte, y recuerda no excederte en la dosis.

Entorno

Procura que sea un lugar tranquilo, conocido, y con algún sitio donde poder tumbarte y estar cómodo. Lo recomendable es en un sitio interior, privado, con buena comodidad e iluminación adecuada. Claro que podría ser un sitio familiar en el exterior, o pasar la primera parte de la experiencia en casa y salir fuera en la meseta o al final. Un equipo de sonido, unos altavoces, o unos auriculares pueden ser un plus muy positivo como parte de la experiencia. Procura que la música sea tranquila, incluso mejor si es instrumental, o con voces corales. Una buena idea es que canten en otros idiomas en los que realmente no entendamos el mensaje, así serán menos distracciones y no nos «condiciona».

Escenario para experiencia psiquedélica

Sustancia

No todas son iguales, igual que cada persona es un mundo. Paracelso dijo que “Todas las sustancias son venenos, no existe ninguna que no lo sea. La dosis diferencia un veneno de un remedio”. Todo, absolutamente todo tiene un límite en el cual, si lo rebasamos, comenzará a ser potencialmente perjudicial. Desde el tabaco, al café, o al agua (sí, puedes morir si bebes mucha agua). Teniendo esto en cuenta, recuerda informarte bien sobre la sustancia que consumes, su dosificación, y sobre todo procura analizar si es que proviene de laboratorio. Aquí puedes informarte sobre algunas de ellas. Y ten en cuenta que a dosis más altas tendrás más probabilidad de sufrir efectos secundarios.

Guía

Se recomienda un guía o compañero para cualquier usuario pero sobre todo es más que recomendable para los que son nuevos. Un guía ideal es una persona que ya tiene mucha experiencia con los psiquedélicos y debe estar sobria (es decir, no debe haber consumido drogas). Puede actuar como punto de referencia y como figura tranquilizadora ante una experiencia desorientadora. Se encarga del entorno, la música, y sería como un pilar sensible de apoyo para el viajero. Si no es posible que encuentres un guía no significa que no puedas experimentar por tu cuenta, y el acompañante podría ser una amistad de confianza. 

Sesión

Es el tiempo que transcurre durante la experiencia psiquedélica, y varía según la sustancia. Seguramente ya conozcamos los términos «subida», «meseta» y «bajada». Pues si lo analizamos mejor, el viaje se podría dividir en 6 fases:

  • Consumo del psiquedélico
  • Inicio
  • Abrirse y dejar pasar
  • Meseta
  • El suave fluir
  • El fin de la sesión

Apoyo

Se refiere a cómo el viajero reintegra la experiencia en su vida. Comienza al final de la sesión y se puede extender desde uno o dos días, hasta semanas, meses, incluso más tiempo. Cada personas es distinta. Haz un esfuerzo por entender el significado de lo que se ha experimentado. ¡Y no tomes decisiones importantes las primeras semanas! Sé paciente. La excepción sería cuando sentimos la necesidad de dejar un hábito tóxico, como consumo de drogas y/o alcohol. Por ejemplo, si descubres que el tabaco realmente no te aporta nada y tiene tan mal olor y sabor que te da asco ¡No dudes en hacerte caso y dejarlo! 

Si le vas hablando a todo el mundo sobre tu experiencia probablemente encuentres que algunos no están interesados. Recuerda, la experiencia es interna. Mantenla interna, y úsala para crecer interiormente.

Apoyo tras experiencia psiquedélica
Cesta de compras